22/4/12

Ventana espiritual.

Pirineos, 2003.
Nos pidieron en clase que escribieramos una breve descripción de que significa espiritualidad para cada uno de nosotros. Salí del paso con una cita del Espasa y un par de ideas en torno a la oposición al materialismo y desvinculandolo de cualquier relación con el concepto de dios y/o religión. Pero sigo dándole vueltas a la historia e imaginando ejemplos de que es espiritual.
Espiritual es nadar en el mar y lo es dejarse empapar por la luz del sol al amanecer. Espiritual es escuchar a Bach con los ojos cerrados, espiritual es descubrir los colores de la noche en un lienzo de Van Gogh. Espiritual es contemplar la majestuosidad de un castaño en medio del campo, y lo es sentarse a su sombra y que te acaricie la brisa. Espiritual es amar y ser amado, y el amor correspondido es pura magia. Espiritual es reir con alegría y lo que es celestial es compartir la risa con los niños. Espiritual es el vuelo de las gaviotas y el trino de los gorriones. Espiritual es Juan Ramón Jiménez, y con él cierro esta ventana.

CANCIONCILLAS IDEALES

    NOSTALJIA GRANDE 

Hojita verde con sol,
tú sintetizas mi afán;
afán de gozarlo todo,
de hacerme en todo inmortal.

Juan Ramón Jimenez
Incluido en Canción. Facsímil de la primera edición (1936). Juan Ramón Jiménez. Biblioteca Breve. Seix Barral. Primera edición, septiembre de 1993

18/4/12

Ventana de Arte 10

Tras la costumbre de publicar una ventana diaria, estos meses sin asomarme a ningún lado se antoja un tiempo largo, muy largo. Lejos de ser por un motivo negativo, de aburrimiento, estress, crisis económica (que no falta)  o cualquier otro de los males contemporaneos la razón no es otra más que la falta de tiempo y concentación por toda la tarea que me supone mi asistencia a clase en la escuela Arte Diez.
Allí estudio fotografía, puede que algunos de mis vecinos más cercanos se sorprendan de que tras más de veinte años de ejercicio profesional me decida a estudiar ahora. Pues sólo puedo decir una cosa, que no entiendo como no lo hice antes. El curso ha avanzado lo suficiente como para poder hacer una valoración más precisa y ésta se resume en que estoy encantado.
Os dejo esta ventana que me sirvio de motivo para descubrir la magia de la estenopeica, una cámara sin objetivo ni mecanismo alguno (Os enseño las de Siqui que es todo un maestro). Ya ire dejando otros trabajos que voy haciendo de los que soy el primer sorprendido, espero que con mayor frecuencia, y desde aqui le mando un saludo muy especial a mis compañeros de clase y a mis profesores, que se lo merecen.