8/11/11

Ventana de Justo

Entrefotos XIII











Justo, JM taker, cogió un día su cámara y decidió hacer una foto cada día. No sabía que, igual que Cortazar explicó que cuando te regalan un reloj no te regalan un reloj sino que eres tú el regalado al reloj, no fue él el que decidió salir con la cámara sino que fue la cámara la que día a día se lo llevaba de la correa a que la pasease, la disparase y la ayudase a conocer nuevos lugares y amigos. Justo, que además de honrar a su nombre, es persona inteligente enseguida aceptó la situación y dejó que la cámara cumpliese sus deseos. Ésta, que aparte de caprichosa no era una mala amiga, fue también justa y le donó en compensación todo el producto de su metabolismo dandole la oportunidad de editar un libro delicioso, De mis 365, y un montón de buenas fotos que tuvo la generosidad de compartir con todos en Entrefotos.
Estaba justo enfrente de mi puesto, y como buenos vecinos hablamos mucho y tendido por el patio de luces y nos contamos secretos de nuestras amiguitas antojadizas, que ahí siguen haciendo de las suyas sin que podamos hacer mucho por evitarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada