11/7/10

Ventana croniquera.






Atendiendo a los miles de peticiones recibidas a través del correo privado paso a hacer la crónica de mi primera experiencia como feriante en la Feria de las artes Arte Aranda.
Como se puede apreciar en las fotografías y haciendo uso del lenguaje própio de las crónicas serias el evento se desarrolló en un marco incomparable, la Plaza Mayor de Aranda, cuyo plano de 1503 nos recuerda la rica historia de esta villa castellana.
Disfrutamos de un sol de encargo que nos mantuvo en salmuera a visitantes y participantes durante toda la jornada en la que brilló con luz propia la organización del evento a cargo de Mario Pascucci y su asociación En-Cuadra con el apoyo de la concejalía de Cultura y Turismo.
Éxito de crítica y público y mucha agua para todos, y vino para algunos.
Y por último y no menos importante, ilustres visitas, dragón incluído, que animaron con su presencia la jornada dando alegría y emoción a la plaza.
Y eso es to, eso es to, eso es todo amigos.

2 comentarios:

  1. Qué castellano te leo. Me alegro de que todo fuera bien y espero que el vino fuera de la tierra. Ya nos contarás en casa. Bss
    Marián

    ResponderEliminar
  2. El mejor pregonero y mensajero del reino. Tiene buena pinta tenía que haber hecho un poder..¡Buen título!

    Cristina Regueira

    ResponderEliminar